Saúl Romero Rugerio… uno de los tratantes más peligrosos de Tenancingo

Compartir

Historias desgarradoras en las que, mujeres de todas las edades, pero principalmente niñas y jóvenes son obligadas a “morir en vida”.

Saúl Romero Rugerio

Golpes, humillaciones y vejaciones son el pan diario de estas mujeres que dejaron de ser ciudadanas del mundo y se convirtieron en objetos de placer para la perversión de aquellos endemoniados seres que buscan satisfacer su vida de maldición.

Es la historia de un sin número de niñas de varios estados de la República Mexicana y Centroamérica, que fueron captadas, enganchadas y raptadas para ser trasladadas a Estados Unidos y posteriormente obligadas a prostituirse con al menos 40 hombres al día, quienes pagaban 30 dólares cada uno.

El culpable, Saúl Romero Rugerio, uno de los tratantes más peligrosos del mundo, entre los 10 más buscados por las Agencias de Seguridad e Inteligencia en Estados Unidos y originario de Tenancingo Tlaxcala, (para variar).

Junto con su hermano Miguel Ángel, y sus padres Emiliano Romero Ramírez, María Juana Rugerio Saucedo, Saúl captaba a mujeres menores de edad con engaños y falsas promesas de trabajo, además de diversas “técnicas” de enamoramiento e incluso chantaje sobre la vida de los hijos procreados con sus “novias”.

Obligaba a las menores a prostituirse en un departamento en Atlanta Georgia donde Cristina Hernández Suárez servía como “inductora” en su nuevo “trabajo”. Tenían que prostituirse por una cuota de 30 dólares por encuentro sexual de 15 minutos máximo con cada cliente.

Dependiendo el día, debían de atender hasta 40 clientes ya que sábados y domingos subía la demanda. Las cuotas también podían subir en caso de que el “cliente” pidiera alguna “exigencia especial”.

Gracias al trabajo de inteligencia y coordinación entre la Interpol y PGR se logró la captura de Saúl Romero Rugerio en el estado de Puebla el pasado 4 de marzo.

Saúl y todos sus co-conspiradores son originarios de Tenancingo, Tlaxcala, México. Miguel Romero-Rugerio se declaró culpable de conspiración para contrabandear a extranjeros que se dedican a la prostitución y al contrabando de extranjeros para dedicarse a la prostitución. Fue sentenciado a cinco años de prisión en 2010.

Emiliano Romero Ramírez, María Juana Rugerio Saucedo y Cristina Hernández Suárez recibieron una condena colectiva de 65 años de prisión por su participación en una operación de trata de personas. El caso fue investigado por las Investigaciones de Seguridad Nacional de la Inmigración y Aduanas (ICE) y la Unidad de Investigaciones Especiales sobre Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

Romero Ramírez (el papá) y Rugerio Saucedo (la mamá) recibieron una sentencia de 37 años y seis meses de prisión y una multa de $ 4.500 ($ 231.608 pesos mexicanos). Cristina Hernández Suárez recibió una sentencia de 28 años y seis meses de prisión y multa de $ 2,850 ($ 145,639 pesos mexicanos). La sentencia también requiere que los individuos pierdan activos por un total de más de $10 millones de dólares que serán parte de la compensación de las víctimas.

La investigación comenzó el 21 de abril de 2009 después de que ICE HSI, en coordinación con SIEDO, revelara que tres mujeres de Atlanta estaban siendo explotadas sexualmente. Estas mujeres fueron supuestamente traficadas a los Estados Unidos. La investigación también identificó, a través de la Agencia Federal de Investigaciones de México, dos mujeres jóvenes que escaparon de sus traficantes y regresaron a Veracruz y Tabasco, México. Estas mujeres cooperaron con las autoridades, lo que ayudó a identificar a los jefes de la organización del tráfico, Miguel Ángel y Saúl Romero Rugerio, este ultimo espera ser extraditado para enfrentar los cargos en EUA.